Martes, 18 de Diciembre del 2018

Boca Juniors empató 1-1 con un aguerrido Cruzeiro este jueves en Belo Horizonte y se clasificó para las semifinales de la CONMEBOL Libertadores, donde se enfrentará al Palmeiras.

El local abrió el marcador con un tanto de Sassá a los 12 minutos del segundo tiempo y aunque disputó los 90 minutos con garra, y con un hombre de menos por la expulsión de Dedé, los argentinos empataron con un gol de Cristian Pavón a los 45+3 minutos. 

En el partido de ida de esta llave de cuartos de final, el conjunto 'xeneize' había ganado por 2-0 y este jueves entró en campo con la misión de mantener el placar favorable conseguido en La Bombonera hace dos semanas.

Boca se medirá ahora con el también brasileño Palmeiras en las semifinales del torneo continental.

El equipo xeneize renunció al ataque, perdió todo el tiempo del mundo desde el inicio y sufrió en la recta final tras el gol de Sassá pocos segundos después de entrar en campo.

Tras ponerse por delante en el marcador, los pupilos de Mano Menezes fueron incapaces de culminar la remontada, que resultó imposible tras la expulsión de Dedé a 10 del final. Es el mismo que fue expulsado en La Bombonera en el choque accidental con el golero boquense y por cuyo motivo Cruzeiro apeló a la Conmebol y logró que el futbolista sea liberado de la sanción.

Los argentinos aprovecharon la superioridad numérica para empatar en el minuto 3 de los 6 de compensación por medio de Pavón, quien cumplió un papel más que discreto pese al gol. El conjunto de Belo Horizonte fue víctima de la ansiedad y de su falta de acierto de cara al arco rival. Thiago Neves desaprovechó varias oportunidades claras de gol.

(agencias)

Comentarios