Martes, 18 de Diciembre del 2018

Luka Modric es el ganador del Balón de Oro 2018 y consigue acabar con la hegemonía de 10 años de Cristiano y Messi.

La revista francesa France Football premió la completísima temporada del centrocampista croata, que ganó la Champions con el Real Madrid y fue guia de la selección croata al subcampeonato en el pasado Mundial de Rusia.

Cristiano Ronaldo se quedó en la segunda posición, por delante de Antoine Griezmann, tercero, y Kylian Mbappé (ganador del trofeo a mejor jugador menor de 21 años), cuarto.

Leo Messi se ocupó la quinta ubicación en la que es su peor posición desde que irrumpió en el fútbol internacional en 2007.

La noruega Ada Hegerberg se llevó el primer Balón de Oro femenino de la historia del fútbol.

Cuando Cristiano Ronaldo levantó su primer Balón de Oro en 2008, Luka Modric apenas despuntaba en su carrera como futbolista en Europa, recién llegado al Tottenham. El joven centrocampista croata, de 23 años, era entonces una promesa del fútbol mundial que había decidido dar un giro a su vida para alcanzar sus sueños. Se despidió de sus compañeros en el Dinamo Zagreb y puso rumbo a Londres por 21 millones de euros, todo un hito en aquella época.

Diez años después, Modric se ha convertido en un jugador de referencia en la medular del Real Madrid, ganador de cuatro de las últimas cinco Champions, las tres últimas consecutivas, y desde este lunes será también recordado como el futbolista que puso punto final al duopolio de una década ininterrumpida de Cristiano Ronaldo y Messi en el palmarés del Balón de Oro. Modric, de 33 años, se coronó en París como el mejor futbolista de 2018, con 753 puntos, por delante de Cristiano (476), Griezmann (414) y Mbappé (347), y estampó así el broche a un año excepcional en el que fue subcampeón del mundo con Croacia y elegido mejor jugador del Mundial.

(agencias)

Comentarios