Miércoles, 14 de Noviembre del 2018

El infanto-juvenil Fernando Ovelar entra a la historia grande del fútbol paraguayo. Con 14 años, 9 meses y 28 días es el jugador más joven en jugar un clásico; es el más joven en marcar un gol en un clásico y también en la Primera División del fútbol paraguayo.

Fernando supera el récord de Sergio Díaz que el 3 de mayo de 2015 había anotado en un clásico con 17 años, 1 mes y 28 días. 

El chiquilin, nieto del ex futbolista Gerónimo Ovelar (Cerro Porteño), campeón de América con Paraguay en el 79, debutó la fecha anterior ante el 3 de Febrero, y lo hizo en gran forma.

Este, ante Olimpia, es su segundo partido, su primer gol en Primera División. Anotó a los 15 minutos 45 segundos en el arco del sector norte, precisamente donde se ubica la hinchada azulgrana. Fue tras la jugada previa de Juan Aguilar, quien ubicó el esférico preciso para que Fernando, con gran calidad, ubicó al costado de Alfredo Aguilar, exhibiendo una enorme jerarquía para definir una situación no fácil.

Fue el primer tanto del supero clásico, que al final, concluyó con polémicas y empate a 2, este domingo en el Defensores del Chaco, por la sexta fecha segunda rueda del torneo Clausura.

Fernando Jubero, el técnico español, fue el entrenador que apostó por Fernando Ovelar.

Comentarios