Miércoles, 14 de Noviembre del 2018

“Si Libertad reclamaba dentro de las 24 horas siguientes, hubiéramos perdido 3-0. ¿Te imaginás? ¡Era un escándalo!”, comentó un dirigente de Boca Juniors al portal argentino Olé.

Ramón Ábila "Wanchope" vio la roja en la final de la Copa Sudamericana 2015 que Huracán jugó ante Independiente Santa Fe y recibió tres fechas de sanción por agredir a un rival.

El año pasado la Conmebol redujo todas las sanciones al 50 por ciento. Por eso, Boca no le hizo jugar la revancha contra Libertad y ahora tampoco estará en el primer duelo contra Cruzeiro.

DEBE UNA FECHA

La dirigencia de Boca Juniors considera que el delantero Ramón Ábila debe una fecha de sanción, durante su estadía en Huracán. Los innumerable inconvenientes con respecto a los jugadores suspendidos por la Conmebol, hace que la entidad argentina tome recaudos y aperte al jugador del compromiso de ida por cuartos de final de la Conmebol Libertadores.

El caso de Bruno Zuculini, quien jugó la actual edición de la Copa Libertadores con River pese a que sobre él pesaba una suspensión, fue un tema que generó todo tipo de comentarios anteriormente.

Para prever cualquier situación, el cuerpo técnico de Boca liderado por Guillermo Barros Schelotto, no lo usarán en el partido de ida de los cuartos de final ante Cruzeiro.

La situación es confusa. Pero, como hicieron en Asunción para el partido ante Libertad, los dirigentes del campeón argentino prefieren pecar de prudentes que terminar perdiendo puntos en el escritorio. Por eso, al igual que la semana pasada en Asunción, el delantero se perderá el duelo del miércoles en la Bombonera.

Sin embargo el delantero jugó el partido de ida en Buenos Aires, en el triunfo del equipo argentino por 2-0. La revancha fue otra historia. Libertad pudo ser beneficiado por un 3-0, debido a la alineación indebida del jugador.

“Queremos que se resuelva el tema de Wanchope. Hay que estar atentos y bien informados porque podés quedar eliminado. Hay que tratar de ganar los puntos en la cancha, no en el escritorio. La Conmebol tiene que trabajar seriamente y poner en claro qué jugadores pueden jugar y cuáles no”, le dijo Horacio Paolini, vicepresidente de Boca.

PAPELON

Un nuevo papelón envuelve a la Conmebol: a los casos de San Lorenzo-TemucoIndependiente-Santos y Bruno Zuculini (River), se suma el de Ramón Wanchope Ábila. En Boca creen que el delantero aún debe una fecha de suspensión y por eso Guillermo Barros Schelotto, tal como lo hizo en Paraguay ante Libertad, no lo incluiría entre los concentrados para evitar una protesta de Cruzeiro, en el duelo por cuartos de final de la Copa Libertadores. Sin embargo, una vez más, no hay información precisa de la Confederación Sudamericana.

Wanchope había sido expulsado en la segunda final de la Copa Sudamericana 2015, en la que Huracán cayó ante Independiente Santa Fe en Colombia. El Tribunal de la Disciplina de la Conmebol le aplicó tres fechas de suspensión. Sin embargo, el 2 de febrero de 2016, día en el que el Globo debutaba en la Copa Libertadores 2016 ante Caracas, la Conmebol decretó la amnistía por el centenario de la entidad, mediante la cual le disminuyeron a la mitad las sanciones a equipos y futbolistas. En consecuencia, la pena del delantero, de 28 años, pasaba a tener que cumplir una fecha y media. Comienzan a jugar los grises.

Ábila no actuó en aquel duelo ante Caracas pero, como la "fecha y media" de suspensión se suponía que pasaba a ser una, el cordobés sí jugó el duelo de vuelta ante los venezolanos. Vale aclarar que Conmebol sacó un comunicado que certificaba que los sancionados de los clubes que jugaban partidos el día en el que fue informado el jubileo entraban en el mismo.

(recopilación - agencias)

Comentarios